1-2: El Madrid C pierde con nueve jugadores contra el Getafe B

03.03.2013 19:52

 

Real Madrid C - Getafe B
Burgui regatea a un jugador getafense
 
El segundo filial blanco regresaba a la Ciudad Real Madrid dispuesto a llevarse el derbi contra el Getafe B. Y su inicio de partido fue inmejorable. En el minuto 2, el Real Madrid C se adelantó con un gol de Álvaro Medrán, que aprovechó el pase de Aguza tras una buena acción dentro del área para batir con la zurda al guardameta visitante. Remate certero que adelantaba al conjunto de José Manuel Díaz. 
 
La presión madridista en el campo rival fue la tónica dominante de la primera parte. Las internadas de los blancos se sucedían y en sólo 20 minutos avisaron tres veces. Primero fue Noblejas, con un cabezazo desde el punto de penalti que despejó la zaga del Getafe. Después Aguza, con un disparo que salió desviado. Y finalmente Burgui, que después de un control majestuoso, dejó el esférico a Aguza, que no pudo rematar por muy poco. Los locales dominaban con claridad y creaban peligro en cada llegada al área de Alberto. El Getafe B sólo tuvo una ocasión clara, en el minuto 42, pero el paradón de Rubén Yáñez evitó el empate. La oportunidad visitante espoleó al Madrid C, que antes del descanso gozó de dos oportunidades clarísimas de hacer el 2-0. En la primera, una vaselina de Ramírez tras un excelente pase de Aguza salió por encima del larguero y segundos después Bruno regateó al portero rival pero su remate posterior dio en el lateral de la red.
 
En la reanudación, el Getafe B salió con más empuje y cuando apenas habían transcurrido 20 segundos marcó el empate. Fue Samu el que batió a Rubén Yáñez al aprovechar un gran pase interior de Arturo. El encuentro se equilibró entonces, sin que hubiera ocasiones claras para ningún equipo. Hasta que en el minuto 60 Javi Noblejas vio la segunda amarilla de forma injusta al sufrir una falta y entender el colegiado que había fingido la caída. Con uno menos, al Real Madrid C se le complicaba el partido, pero en el minuto 62 se le puso todavía más difícil cuando Ramírez vio la roja directa. El equipo de José Manuel Díaz se quedaba sin dos jugadores y aguantó el empate hasta el minuto 88, cuando Zule culminó una gran jugada individual marcando el 1-2.