2-0: La mala suerte condenó al Castilla

03.03.2013 20:42

Real Madrid Castilla

 

El mal estado del terreno de juego condicionó la forma de plantear el partido de ambos conjuntos. Ante la dificultad para combinar en el centro del campo, los de Toril apostaron por el juego directo y la presión arriba en busca del error local. Tampoco elaboraba demasiado la Ponferradina, que basaba sus opciones de gol en el balón parado. La nota predominante de los 25 primeros minutos fue la igualdad y las escasas ocasiones de peligro. Por parte madridista, que saltó a El Toralín con la única novedad de Álex respecto al once que ganó al Guadalajara, Jesé y Cheryshev lo intentaban, pero no acababan de conectar arriba.
 
Una jugada aislada y muy desafortunada para el Castilla rompió las tablas. En el 28’, Saúl puso un centro desde la izquierda sin aparente peligro, Mateos despejó y el balón, tras pegar en en Mosquera, se coló en la portería de Mejías. Dos minutos después, el filial blanco tuvo el empate por partida doble. Primero, Casado buscó la escuadra en un fuerte disparo de falta, pero Santamaría rechazó a córner. Y en el saque de esquina Óscar Plano cabeceó al palo. Máyor pudo hacer el segundo al filo del descanso, pero el primer periodo concluyó 1-0.
 
La Ponferradina salió más enchufada en la reanudación. Con un balón al larguero incluido, los locales se fueron arriba para cerrar el marcador. Toril buscó la reacción dando entrada a Lucas y Borja. Sin embargo, el juego no era lo suficientemente fluido para crear ocasiones con asiduidad. En el 61’, Cheryshev pudo empatar con un disparo dentro del área que se fue por poco. Diez minutos más tarde, Álex puso un córner desde la izquierda que remató en primera instancia Casemiro y después Casado, pero despejó la defensa. 
 
Con el Castilla volcado, surgieron los espacios para los de Claudio Barragán a la contra. Cuando más entonados parecían los blancos, llegó la sentencia. Máyor cazó un balón a la espalda de la zaga blanca, Mejías despejó su disparo y Lafuente no perdonó en el rechace para hacer el 2-0 en el 76’. Los blancos buscaron acortar distancias, pero el marcador no se movió y el filial madridista no pudo prolongar su buena dinámica de la segunda vuelta.