2-0: partido 100 de Toril, victoria y Jesé el nuevo 'Buitre' y pichichi de segunda

05.05.2013 20:44

 

Real Madrid Castilla - Murcia
El Castilla volvió a demostrar que se le va a hacer corta la temporada. Tras superar su periodo de adaptación a la categoría, los de Toril, que sumó su partido 100 al frente del equipo, están firmando una excepcional segunda vuelta. Sólidos atrás y con un ataque demoledor, los blancos prolongaron su estado de gracia en la visita del Murcia a un Alfredo Di Stéfano en el que siguen invictos en 2013. Jesé, en el 55’, y Álex, de penalti, en el 79’, dieron tres nuevos puntos a un filial que ya ve más cerca las posiciones de cabeza que el descenso. Con 51 puntos y cinco jornadas por jugar, toca disfrutar de un cómodo final de temporada en el que el Castilla intentará acabar lo más arriba posible.
 
La igualdad fue la nota predominante en los primeros 45 minutos. El Castilla llevó la iniciativa, aunque en esta ocasión apostó por posesiones largas y mucho centrocampismo, en lugar de su tradicional juego directo. Mientras, el Murcia esperaba atrás, bien organizado. La pausa de los madridistas y la cautela de los visitantes propiciaron una primera mitad carente de ocasiones claras. Por parte castillista, sólo Jesé inquietó a Javi Jiménez, con un disparo lejano al filo del descanso. En cuanto a los de Onésimo, un golpeo de Matilla en el 28’ y alguna jugada a balón parado fueron su balance ofensivo.
 
El partido se abrió en la reanudación. El Castilla subió un punto de intensidad y empezó a exhibir su mejor arma, la velocidad. En el 55’ llegó el primero, merced a una rápida transición de izquierda a derecha entre Cheryshev, Borja y Jesé. El canario marcó con un disparo cruzado su gol número 21 esta temporada, que iguala el registro de Butragueño con el filial en la campaña 1983/84. Con el marcador a favor, los blancos eran claros dominadores del partido. Sólo faltaba la sentencia. Morata y Cheryshev tuvieron sendas ocasiones para hacer el segundo, pero no acertaron por poco. 
 
Con los cambios, el Murcia buscó el empate a la desesperada. Eso sí, los de Toril se sentían cómodos a la contra. En el 72’, Borja se plantó solo ante el portero murciano, aunque de nuevo se volvió a resistir el gol para el conjunto blanco. Finalmente, y tras un susto por una doble ocasión de Kike García, llegó la sentencia. Lucas fue derribado en el área y Álex se encargó de hacer el segundo desde el punto de penalti en el 79’. A pesar de un último esfuerzo de los visitantes, con balón al palo incluido, el encuentro concluyó 2-0.