3-3: El Castilla consigue un punto pese al malísimo arbitraje

28.04.2013 23:51

 

El Castilla empató en su visita al Numancia en la 36 jornada de la Liga Adelante. El estadio de Los Pajaritos acogió un choque intenso entre dos rivales directos que terminaron repartiéndose los puntos. El filial blanco, que comenzó perdiendo 1-0, llegó a ir ganado 1-2 gracias a su capacidad de reacción, pero el juego a balón parado sumado a un acertado conjunto soriano le impidieron sumar su cuarta victoria consecutiva. Los goles de Cheryshev, Jaio, en propia puerta, y Fabinho, en el último minuto del partido, permiten a los de Toril mantenerse en una zona cómoda de la tabla con 48 puntos.
 
Real Madrid Castilla - Hercules
El Castilla visitaba al Numancia en el estadio de Los Pajaritos, un feudo en el que el conjunto soriano se ha mostrado fuerte esta campaña y en el choque ante el filial blanco no iba a cambiar el guion. Por ello, trascurridos dos minutos de encuentro, Bonilla puso a su equipo por delante en el marcador. Saque de córner de Julio Álvarez que trasformó el centrocampista en el 1-0. Los locales dejaron claras sus intenciones desde el primer momento, pero los blancos no iban a arrugarse ni a ponerle las cosas fáciles. Así, Cheryshev neutralizó su tempranero gol tras una gran asistencia de Jesé en el 7’. El ritmo se intensificaba y vuelta a empezar para ambos conjuntos para inclinar la balanza a su favor. 
 
Pedro pudo lograrlo en el 15’ con un testarazo alto. A lo que respondió Chersyhev acto seguido con un disparo desde la banda izquierda que se paseó por delante del marco de Ribas. Las ocasiones se sucedían, aunque sin éxito, como el remate de Lago Junior en el 23’ que se estrelló en la madera. Y en las postrimerías del primer acto, los madridistas se ponían por delante. Saque de esquina de Borja que peinó Jaio hacia su propia portería en el 37’. Una alegría que le duró poco a los de Toril, al verse truncada en el 41’ por Julio Álvarez que firmó el 2-2 con un lanzamiento de falta directa. La primera mitad agonizaba y Jesé y Cheryshev pudieron volver a adelantar a su equipo antes del descanso, pero el disparo del primero golpeó en el cuerpo del meta visitante, y el del centrocampista se fue desviado. 
 
Tras el paso por los vestuarios, el filial blanco tuvo cerca el 2-3 con un disparo de Álex muy cerca del palo derecho, pero se marchó ligeramente desviado (50’). Y cuando menos lo esperaba el Castilla recibió un duro golpe, de nuevo a balón parado. Centro al área de Julio Álvarez que culminó Pedro Martín en el 65’. Una acción que impulsó a los locales que comenzaron a presionar a los madridistas y a adueñarse del encuentro. Pero si algo caracteriza a los blancos es no rendirse nunca y cuando el encuentro llegaba a su fin, apareció Fabinho para firmar el 3-3. Centro al área de Mosquera tras botar una falta para que el lateral derecho enviara, de cabeza, el balón hasta el fondo de la red (93’). Trabajado y merecido empate del Castilla que le mantiene en la zona tranquila de la tabla.